Skip to content Skip to footer

Gracia de nuestra Madre REINA DE LA INFANCIA ESPIRITUAL

Hola desde Jaén, soy Loli y quiero contar un favor de nuestra MADRE.
Nuestras expectativas no son siempre las que nuestra Madre sabe que son buenas para nosotros.
Ella sabe lo que nos conviene y lo que nos hace falta para acercarnos mas a su amado HIJO.
Desde que subimos el año pasado antes de Semana Santa a Torreciudad, nuestra Madre no para de ayudarnos. Subimos como hijos perdidos, buscando la mano de nuestra Madre para que nos ayudara en nuestras necesidades.
Desde entonces no ha parado de ayudarnos en nuestro día a día. Porque cuando aprendemos a mirar sus OJOS con nuestros ojos de niño, ves mucho más su mano en cada cosa de nuestro día, ves cada regalo, cada caramelo que se suceden uno detrás de otro.
Sería muy largo contar tantos detalles.
Ya conté el gran favor que me concedió nuestra Madre cuando le pedí que mi hija no tuviese que volver a trabajar a Manchester. Sin hacerse esperar le salió trabajo en Madrid, donde también conoció a un chico estupendo. El trabajo que le salió era temporal, pues era una sustitución y cuando acabó, decidió preparar unas oposiciones.
Tengo el orgullo de poder presumir de tener una hija buena y responsable, nunca ha querido que nos tengamos que hacer cargo de sus gastos y siempre se ha buscado la manera para sacarse sus estudios sin cargarnos a nosotros, pues nunca hemos tenido una economía muy holgada. Pagó su academia, se costea su estancia y manutención en Madrid con el dinero que tenia ahorrado, sin poder trabajar pues estudiaba hasta catorce horas diarias.
El dinero se iba agotando y comenzaron sus agobios. Nosotros le ayudamos en lo que pudimos pero no era suficiente. No solo tenía la presión de la cercanía del examen, también la falta económica estaba desesperada, le ofrecimos pedir un préstamo pero no admitió la opción.
Yo le recordaba que desde el día que subió a Torreciudad la Virgen la tenía cogida de la mano y que no la iba a soltar, que confiara, pero verdaderamente era una situación difícil.
El examen fue el 10 de febrero, comenzó a mandar curriculums a montones poco antes del examen. Justo después del examen hizo una entrevista, siguió mandando mas curriculums, sobre el 24 de febrero la llamaron de otra clínica para concertar la entrevista para el día 28, esa misma tarde le dijeron que estaba admitida, comenzó a trabajar el 6 de marzo.
La clínica donde trabaja tiene el nombre de una advocación de nuestra Madre, ¿se puede pedir más?
Seguimos rezando pues ahora mismo es temporal el trabajo, pero tengo la confianza de que esta Madre Buena nunca la va a dejar sola, sabe que su hija pequeña la necesitará siempre.
Doy gracias por este gran favor de nuestra Madre REINA DE LA INFANCIA ESPIRITUAL. No puedo más que dar gracias cada día porque no deja de cuidar de sus hijos pequeños y le pido que no me suelte al resto de mis hijos que son flores para DIOS.

GRACIAS MADRE REINA DE LA INFANCIA ESPIRITUAL