Skip to content Skip to footer

Queridísima Mamá:

Muchísimas gracias por venir a vernos a casa en tu capilla domiciliaria.

Quería pedirte que nos ayudes a Blanca y a mí con el Inglés y a encontrar un trabajo pronto, ya sabes que hace falta en casa. Ayuda también a Pilo con el coche, por favor.

Prometo devolverte la visita, iré con mi familia a verte en cuanto tenga un trabajo y pueda costearlo, lo haré con mi primer sueldo.

¡Muchísimas gracias, Mamá!