Skip to content Skip to footer

Querida madre. Perdona por no haberte escrito estás semanas.
Madre mía soy tan débil perdóname y guíame para ser mejor en cada momento para poder hacer mejor las cosas contigo y con tu hijo y así con el prójimo.
Te pido perdón y que me tiendas tú mano para levantarme y seguir intentándolo. Quiero ser mejor y ser buena hija tuya cada día.
Te pido por mi marido y mi hijo. Ellos necesitan ahora de ti. Están más delicados de Salud. Vela por ellos. Cuídale su protégelos. Que nuestra familia siga unida en la Fe y el cariño a dios y a ti siempre. Y protegidos y arropados bajo tu manto bendito por siempre. Te queremos madre no los dejes.
Hoy día de La virgen de Lourdes vela por todos. Madre bendita te quiero y te añoro.
Ruega por nosotros santa madre De Dios. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro señor Jesucristo. Amen.
Gracias siempre madre mía.
Hasta la semana que viene. Esther