Skip to content Skip to footer

Madre mía, te pido por la entrevista de trabajo de mi marido. Ya sabes cuánto necesitamos este trabajo. El lunes a las 10 dale serenidad, paz y que el Espíritu Santo le acompañe durante toda la entrevista.
Te quiero y confío en Ti