Skip to content Skip to footer

Hola madre mia.
Aqui estoy, otra vez. Tu sabes que cuando me encuentro tan desanimada es mi madre la que con su mirada serena me tranquiliza, sabiendo en el fondo que quizas ella no lo esta para nada. Y sobre todo ahora, ayudala. Tu que eres la madre de las madres, cuanta paz no seras capaz de dar? Y si ella me querria curar ya, cuanto no tu… pues ahora te pido con todo mi corazon que me quites este dolor de piernas. Que me cures ya de esta enfermedad o lo quer sea que estoy pasando tan insoportable. Yo no soy capaz de llevar ya esto para delante. Estoy agotada, y consumida por el miedo. La gente te hace promesas, pero yo es que no se que ofrecerte, porque soy entera vuestra. Me doy a ti, y a tu hijo, pero no consigo sacar partido de esta situacion. Solo puedo prometerte ir a verte en cuanto vuelva en verano. Sera lo primero que haga, para darte gracias personalmente. Aqui estoy lejos, pero mi corazon lo quiero dejar ahi a tu lado. Calladito, pero para q lo veais y no os olvideis de mi, que aunque ofreciendo, y aceptando, tambien os ruego que me ayudeis y me cureis, si es vuestra voluntad, y si no lo es….no podriais darle una vueltecita a ver? Os quiero en el alma