Skip to content Skip to footer

María, la más hermosa de las mujeres, siempre con vida, siempre amándonos y ayudándonos. Cuando necesito tu ayuda ahí estás para ayudarme.
Quiero darte las gracias por todo lo que me ayudas cada día y decirte que te quiero mucho.

Santa María ruega por nosotros.