Skip to content Skip to footer

Gracias madre por todo.
Gracias por cuidar a mi marido y a mi hijo Javier en concreto. Ellos son los que ahora más te necesitan. Vela por ellos. Arrópalos con tu manto y dales la mano. No los dejes Madre. Bajo tu protección están a salvo. Gracias madr mia. Te quiero mucho. Yo me entrego a ti siempre como hija tuya que soy. Lo hago lo mejor posible y procuro ser mejor hija tuya cada día. Perdóname y vela tambien por mi para que pueda hacerlo cada vez mejor y mejor. Gracias madre. Te quiero con todo mi corazón. No nos dejes nunca.
Hasta la semana que te viene. Vela por toda la familia madre gloriosa y bendita. Pero siempre primero por mi marido y mi hijo Javier, ellos te necesitan más. Gracias y más gracias.