Skip to content Skip to footer

Queridísima Madre:
Hoy es tu gran fiesta.Me apena no poder vivirla juntas como tantos años…pero me atrevo a pedirte en este que es tu día,que obres en mí en todos los sentidos.Estoy perdida!! No encuentro un trabajo decente que permita llegar a final de mes y no entiendo por qué.Llevo muchos meses trabajando en ello pero no me sale nada.Quizá lo merezco pero a pesar de ello,yo te lo pido.
Necesito estabilizar mi vida,arrancar mi pasado y empezar a vivir de nuevo a tu lado pero en todo este tiempo, sólo veo que la cosa no mejora, al contrario, que cada vez se complica más la vida.
Madre,te suplico tu ayuda incondicional…estoy dispuesta a todo aunque me cueste.Sabes que soy perseverante!!
Te quiere con locura.Tu hija que no te merece.