Skip to content Skip to footer

Hace mucho que no voy a verte mi Virgen guapa¡ Pero desde aquí aprovecho para hacerte una súplica especial; ayúdame a descubrir lo que Tu Hijo quiere. En tus manos dejo su nombre, su alma, quiero pedirte que si es para mí sea contigo Madre mía, siempre Contigo.