Skip to content Skip to footer

¡Buenos días, Madre!! Hoy te escribo para darte las gracias por este nuevo nieto que esperamos. ¡Estamos todos tan ilusionados! Uno más por el que te pido que nazca sano y bien y sobretodo que llegue a ser un muy buen hijo de Dios y así llegue a darle mucha gloria en esta vida y en la Eterna. Tú sabes, Madre mía todo lo conlleva esta petición. Por eso desde ya, lo pongo bajo tu santa intercesión. ¡Te quiero, Madre guapa y morenita!!