Skip to content Skip to footer

Vivo en Costa de Marfil, y durante los cinco primeros años de mi matrimonio perdí varios niños. Tras varias pruebas, me diagnosticaron un serio problema que exigía una complicada operación. Tuve ocasión de ir a Torreciudad con mi marido, y ahí le pedimos a la Virgen con gran fe por esta intención, dejamos el asunto en sus manos. Al regreso a Abidjan me quedé embarazada y acabo de dar a luz un niño maravilloso, sin necesidad de ninguna operación ni nada.
¡Gracias, Madre nuestra!