Skip to content Skip to footer

Madre mía, gracias por todo. Siempre estás ahí cuidándonos, sobre todo como te pido siempre a mi marido. Gracias de verdad. Te quiero madre mía e intentó cada día darte más y hacerlo todo mejor. Sigue por favor protegiendo y salvaguardando a mi marido.
Gracias madre mía. Tú siempre estás ahí. Soy tu hija y estoy y estaré más y más. Te quiero madre. Hasta dentro de unos días.