Skip to content Skip to footer

Muchas gracias por concederme lo que te pedí, que tanto lo necesitaba. Gracias, nunca nos abandonas, gracias. Cuida y guía a mi hija, está muy sola; procura que no se aparte de ti. Mi mujer ya está tranquila, gracias por ayudarnos. Gracias, no te defraudaré.