Skip to content Skip to footer

Madre de Torreciudad. Tú lo sabes todo, me conoces desde antes de que naciera. Conoces mis virtudes, pero también mis defectos. Tengo que cambiar, no puedo seguir así; me hago daño a mí mismo y a los demás. Ayúdame a salir de este conformismo que me está destruyendo poco a poco y desilusionándome hasta caer en la depresión. Ayúdame a cambiar, Madre de Torreciudad. Ayúdame a tomar decisiones. Ayúdame a querer. Ayúdame a dejarme ayudar.