Skip to content Skip to footer

Madre:
Son las vísperas de tu Día.. Mañana estaré trabajando y no podré escribirte… Por eso lo hago hoy para que puedas verlo mañana 😉

Madre hermosa y bella
Que entre tus brazos llevas
a este pequeño niño dormido…
Yo quisiera decirte:
Gracias por darme a tu Hijo.
Me anonadó ante vuestra imagen
y a gritos a los dos OS pido
que juntos me mostréis el camino
para llegar pronto al Cielo.
¡Cómo duerme mi Jesús!
¡Cómo lo acuñas,Madre Mía!
Duerme recostadito en tu pecho
mientras tu corazón oye palpitar.
Velas sus sueños más profundos;
se te enternece la mirada
al verlo tan pequeñito.
Te duele el alma al saber
que hecho hombre
en la cruz morirá.
Mientras tan dormidito está
le susurras al oído
el más bello de los cantos:
«Hágase en mí lo que tu quieras,
hágase en mí lo que tu esperas,
hágase en mí tu Amor».
Jesús balbucea sin abrir sus ojitos
depositando su manita en tu corazón.
Siempre busca esos latidos de amor
que tanto le embelesan…
Dos corazones unidos palpitando al unísono,
dos corazones tan grandes
llenos de tanto gozo
pues en ambos se ha cumplido,
la Voluntad de Dios.
Arropa Madre a mi pequeño
con todo mi cariño
y mécele un poquito
en éste, mi corazón.
Se lo entrego con todo mi amor.

¡¡MUCHAS Felicidades Madre Mía!!!