Skip to content Skip to footer

Madre Mía:
No te merezco pero te necesitooo…Vengo a sentarme como siempre en tu regazo y agarrada fuertemente de tu cuello,te susurro al oído esta palabra tan bella y que tan pocas veces solemos decirte…GRACIAS.Empieza el martes.La llamaron ayer por fin…Algún día sabrá que detrás de todo esto,siempre has estado tu a su lado.
Ahora falta el trabajo de Jesús y para mí ya más adelante lo hablaremos.Primero los demás y luego yo.
Y si antes te he dicho Gracias susurrándotelo a l oído,ahora te digo a gritos:te quieroooo llenándote de mil besos.