Skip to content Skip to footer

Dulce Madre, no te alejes, tu vista de mí no apartes, ven conmigo a todas partes y sola nunca me dejes, ya que me proteges tanto como verdadera madre. Haz que me bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
Cuánto te quiero, Madre…