Skip to content Skip to footer

¡Querido don Javier!
Quisiera agradecerle la confianza y paciencia que tuvo conmigo y la esperanza que despertó desde la primera comunicación. Me uno a las letras tan acertadas de Vanessa que hoy escribo por ella, pues se encuentra con nuestro primer hijo «Alvarico», recién nacido un día antes de «su nacimiento» y que algún día sabrá de usted.