Skip to content Skip to footer

Querido Don Javier:
Gracias por tu entrega y servicio aquí en el Santuario de la más Guapa. Segurísima de que estás en el Cielo, ayúdanos en el camino que aún nos queda por recorrer. Le recordamos, le encomendamos, sabiendo que está gerando del Cielo, y que las oraciones jamás se pierden.