Skip to content Skip to footer

He sentido mucha pena al enterarme de la muerte de D. Javier Mora, dado que entre nosotros siempre hubo una relación de amistad. Al enterarme, mi primera intención fue asistir el sábado al funeral que ser celebrará en Torreciudad el próximo sábado, pero me lo impide la celebración de la fiesta de S. José en una aldea. Me uno a la oración de todos por su alma y por mi parte la primera eucaristía del sábado la aplicaré por su alma.
La última vez que me encontré con él fue en unos de los conciertos de agosto, ya iba con bastón y le a ayudé a subir a la iglesia. Descanse en paz.