Skip to content Skip to footer

Muchas gracias por darme a conocer esta noticia. Al leerla, me vino en la cabeza la memoria de los pocos momentos que tuve con él estando en Torreciudad. Don Javier era un hombre grande, tanto del corazón como del tamaño. Pero sobretodo, era un hombre santo.

Seguramente ofreceré una Misa por el sufragio de su alma santa. Que nuestro Señor le acoge y nuestra Madre le acompañe en su eterno descanso. Que en paz descanse.
Mi gran sentido de pésame.