Skip to content Skip to footer

Se quedó grabado en mi corazón el tiempo que nos dedico y con la generosidad que nos mostró todo el Santuario.
Caímos sin previo aviso con una Numeraria auxiliar que nos llevó, gracias a que él no les decía que no a ellas pudimos tener la suerte de que nos acompañara y nos fuese explicando todo. Nos supo trasmitir el cariño con que Nuestro Padre siguió las obras de Torreciudad.

Me uno a los sufragios y me encomiendo a su intercesión
Acompaño con mis sentimientos a todos los que trabajaban con él, desde el cielo donde tendrá un lugar especial con la Virgen podrá ayudarnos mucho más.