Skip to content Skip to footer

Gracias por la semblanza (un bello título en semejantes ocasiones) de Javier Mora-Figueroa. Tuve pocas ocasiones de tratarle (desde el 1955, después de mi ordenación sacerdotal, resido en Alemania), pero le tratará ahora un par de dias encomendándome a él
Josep Arquer desde Berlin