Skip to content Skip to footer

María, te pido que el recurso judicial presentado falle a mi favor. Y sobre todo, ¡bendita sea la Voluntad de Dios! Madre, que no pierda la Paz y el agradecimiento a tu Hijo. Que siempre tenga claro que en la Cruz encontrare la felicidad. Gracias, Señora de Torreciudad.