Skip to content Skip to footer

Buenos días madre mías.
Gracias por todo. Por cada día, por cuidarnos por estar pendiente y arropar como hijo tuyo que es a mi marido. Sigue llevandolo en tus brazos. Protégele y cuídale en todo momento. Yo estoy eternamente agradecida por lo que haces cada día con el y con nuestra familia. Te quiero mucho madre mía. En tus brazos estamos. Seguimos confiando en ti y abandonados en tu enorme corazón. Gracias madre. Te quiero. Hasta la semana que viene.