Skip to content Skip to footer

Madre mía primero¡gracias por tantas cosas!!
Hoy pongo en tus brazos de Madre a Teresa…Tú sabes todo Madre y yo, sin saber qué hacer ni qué decir, tengo la paz de saber que tú lo arreglarás y habrá perdón, respeto y amor entre ellos. No la dejes de tu mano Virgen guapa y morenita.