Skip to content Skip to footer

Madre mía. Seguimos luchando. Te pido y encomiendo a mi querido esposo Sebastián para que se cure de su cancer de cavum. Se recupere totalmente y lo protejas y cuides siempre. Yo me entrego y ofrezco a ti madre como tú hija que soy. Y te doy las gracias por tenerte y por escucharme y cuidarle y a nuestros cinco hijos y a mi también. Te queremos madre nuestra. Siempre en nuestros corazones y oraciones diarias.
Amen.