Skip to content Skip to footer

Buenas noches madre mía. Aquí estoy de nuevo como todos los domingos desde hace unos meses para pedirte por tu intercesión en la curación completa de mi marido, Sebastián de su Cancer de cavum y superemos juntos esta dura prueba, acompañados de tu divina gracias. Tú que eres madre muéstrate y ayúdanos. Oh virgen gloriosa cuídanos y sálvanos. Te queremos y damos las gracias y rezamos siempre.
Un beso madre. Familia vera carnero.
Hasta el próximo domingo.