Skip to content Skip to footer

Madre mía. Aquí seguimos luchando. La familia vera carnero te pide con ferviente adoración y humildad que nos saques de esta dura prueba. La enfermedad de mi marido, Sebastián. Que salga todo bien y se cure de su linfoepiteliomma de cavum. Muchas gracias madre. Tú que eres madre sabes lo que te pido. Muéstrate madre mía. Aquí estamos tus siervos fieles haciéndolo lo mejor posible. Te queremos. Hasta la semana que viene y muchas gracias.