Skip to content Skip to footer

¡Gracias, Señora! No nos dejas de tu mano.
Te pido poder ir a verte pronto con muchas almas más y verte en tu Santuario y poderte agradecer muchas cosas y seguir poniendo en tus manos, otras cuantas.
¡Madre mía, guapa!