Skip to content Skip to footer

Queridos amigos: no tengo mas remedio que contaros un poco la experiencia de Torreciudad. Estuvimos poco tiempo y no toda la familia, pero nos gustó mucho y ademas quiero compartiros un suceso muy curioso. Había un gran mural lleno de cintas donde la gente hacía un nudo con las cintas y la Virgen decía que desataba los nudos que teníamos en nuestras vidas. Uno de nosotros, como no teníamos tiempo, dijo que hiciéramos un nudo a alguna cinta de las que ya había, que la Virgen sabía que no teníamos tiempo. Y así lo hicimos… Pero Pilar, la mujer de un amigo de mi padre, dijo que no, que ella se había traído la cartilla del paro y rompió una tira y se la ató a la Virgen porque decía que necesitaba trabajar y tenía que pedírselo así. Pues eso fue un domingo, y el lunes la llamaron para una entrevista y el miércoles empezó a trabajar. ¿¿Qué os parece?? Ha sido una muestra de lo que Dios nos da si tenemos fe.