Skip to content Skip to footer

Madre querida, te pido con humildad y te ofrezco un Rosario diario, por la conversión de nuestros sacerdotes diocesanos de la teología de la liberación, que tanto daño han hecho a nuestra Iglesia chilena. Intercede ante DIOS para que no se los tome en cuenta, que muchos son por ignorancia, ya que su formación en el seminario de este país, desde hace años es muy pobre espiritualmente!
Danos sacerdotes santos y que confiesen, no es tiempo perdido, son almas que se arrebatan a Satanás para gloria del PADRE Eterno!!