Skip to content Skip to footer

Madre mía, muchísimas gracias por haberme dado estos años a mi madre en la tierra, pero necesito que no permitas que me la quiten, por favor que se cure y pueda disfrutar de ella como mínimo dos o tres años más.
Te prometo llevarla a verte, y acuérdate que a San José María si lo curaste.
Tu hijo Joaquín