Skip to content Skip to footer

Madre mía, Guapa, que excelente día es hoy, para acudir a rogarte por esos niños que no han nacido y que están ya destinados para la Vida Eterna. Madre esos ángeles que no han nacido cuídalos. Así como haz cuidado a los ángeles -ahora niños- de mi casa.