Skip to content Skip to footer

Madre, en mayo estaré en Europa para la ordenación de Carlos Luis -mi querido ahijado- parte del plan es pasar a saludarte personalmente, ayúdame a que salta el plan de visitarte. -perdóname por pedirte algo tan egoísta de mi parte, de verdad me avergüenza- Lo que si no me apena es pedirte por la santidad de Carlos Luis. Según una carta de San Juan Pablo, los sacerdotes son tus hijos predilectos