Skip to content Skip to footer

Buena Madre, me dirijo a ti en estos momentos tan difíciles para mí y para mi familia; primero, para agradecerte la intercesión ante Dios, Nuestro Señor en mis súplicas, y segundo, para pedirte trabajo para mí y salud para todos los míos. Ayúdame a ser luz en mi familia para soportar momentos difíciles. Gracias por la fe.