Skip to content Skip to footer

Madre querida, no me canso de insistir con mucha fe, le des fortaleza y salud al Santo Padre, sobre todo despues del gran dolor que ha sufrido con sus familiares. Dame su cansancio, dame sus molestias, el mundo lo necesita AMDG. Te pido me des la perseverancia en mi entrega sin reserva. Como Madre de DIOS, conoces mis intenciones por el bien de la Iglesia.