Skip to content Skip to footer

Antes que nada, te doy mil gracias por todos los beneficios que me has dado y no me merezco. Como siempre lo que hago es pedir y pedir, y esta vez egoístamente te pido por mí, te pido por que mañana en el juzgado me salga todo muy favorable, consígueme que el nuevo trabajo me salga muy bien, gracias por concedérmelo. Por favor, ruega por mí y por todos nosotros. Tu hijo que te quiere.