Skip to content Skip to footer

Madre, tú bien sabes el acontecimiento nuevo que se cruza en mi vida, sospecho que es tu voluntad, pero también sabes lo mucho que estimo mi libertad, ayúdame a ser capaz de afrontar este reto… No me abandones.