Skip to content Skip to footer

Poema a la Virgen de Torreciudad

Virgen morena, Vestida de oro, Trono real.
Altar de gloria, brillas más que el sol.
A Los pies de la Cruz, nuestro encuentro.
Mirada firme ante tal suplicio.
Tú Corazón se desborda en esa urna de cristal.
Transparente como tu alma, Limpia como tu vida.
Centro de mi vida, Razón de mi vivir.
Me muestras a tu Hijo, Él reina ya en mi corazón.
A tus pies estoy ahora. De rodillas clavada.
Contemplo tu vida. Me meto en la escena.
No alcanza mi vista, Soy pequeña en tu presencia.
En trono de Majestad, te coronan allá arriba Amores eternos.
Me meto en la escena, Sin querer estorbar.
Me embeleso en el momento. No me quiero ir más.
Contigo hasta el Cielo, Me quiero quedar,
mirando desde aquí, queriéndote en silencio…