Skip to content Skip to footer

Madre querida, te pido humildemente por el sacerdote que tu como Madre de DIOS, sabes cuanto esta sufriendo las intrigas y mentiras del demonio.
En una soledad e incomunicacion absoluta. Dale tu divina fortaleza.
Dame Madre mia, la virtud de la caridad y el Amor de DIOS. Y, que ame la Voluntad de DIOS, aunque sea con un poquito de tu amor.
Te pido intercedas ante DIOS por la conversion de todos aquellos que persiguen a los buenos sacerdotes, que sean personas de Fe y amor a la Santa Iglesia.
Madre querida, confio en ti.