Skip to content Skip to footer

Madre, un nuevo año académico empieza y una vez más quiero dejar mi carrera en tus manos. Ayúdame a tener un año especial y feliz. Dáme un poquito de tu Gracia para poder enseñar a los niños/as de clase con sencillez y eficacia. Ayúdame a ser paciente, comprensiva, suave y una buena profesional. Espero este año aprender mucho en lo referente a mi carrera y que pronto se me presenten nuevas y fructíferas oportunidades profesionales para seguir enseñando y marcando una gran diferencia a muchos niños. No me dejes nunca sola.