Skip to content Skip to footer

Madre querida, te pido por el padre F., dale la fortaleza que tuviste a los pies de la Cruz, para que siga compartiendo con alegría y paz su dolor con Cristo Jesús y siga implorando la Misericodia Divina para quienes lo persiguen tan cruelmente. Confío en tu amor de Madre.