Skip to content Skip to footer

Hola, después de casi 7 años de no poder asistir a Torreciudad, el sábado 25 tuve la gran suerte de poder viajar junto con unos amigos, me sentí liberado por la pena que tenía de esa ausencia en TC, reí, recé y llore de alegría de estar tan cerca de la Virgen, gracias por permitirme hacer este viaje, gracias por cuidar de mi familia que tanto quiero, gracias por cuidar de mi trabajo, gracias, gracias y gracias.