Skip to content Skip to footer

Querida Madre. Ayuda a mi padre. Que resuelva su interior. Que vea la luz de su alrededor. Que aprenda a disfrutar de lo que le habéis puesto al lado. Que olvide la forma de evadirse, que tanto daño hace a los que estamos cerca. Te lo pido apretando tu mano. Cuidanos. Y GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS por tu protección.