Skip to content Skip to footer

Hoy he rezado el rosario. Hacía tiempo que no lo hacía entero. Acudo a Tí, una vez más, en momentos difíciles. También me he acercado en los buenos. Pero llorando ahora, más que nunca. ¡Ayúdame, Madre! Pídeselo a Jesús, Él Te escuchará. Un beso Madre.