Skip to content Skip to footer

Acuérdate de todos nosotros que cada día te necesitamos más y más; en todo orden de cosas: persevera en en la unidad familiar, la buena y necesaria educación de nuestros hijos y nietos, el sustento diario, los pagos que vencen a menudo con demasiada rapidez, en definitiva lo que Tú ves y sabes. Te pedimos ayuda, Virgen poderosa y clemente.