Skip to content Skip to footer

En estos momentos en los que lo estamos pasando mal, pido la intercesión de la Virgen y vuestra oración por mi novia y por mÍ, que el Señor nos ayude y nos prepare para el matrimonio, que nos guíe y no quite su mano de nuestras cabezas, que no tengamos miedo a arriesgar y que nos conceda amor, perdón, comunión, fidelidad y respeto.