Skip to content Skip to footer

Madre nuestra de Torreciudad. No pierdo la costumbre de acudir a ti, en esta advocación tan querida por S. Josemaría para implorarte que nos ayudes a que la Obra llegue a Cuba. Sabes cuánto la estamos esperando y todo el bien que podemos hacer con su llegada. Toda mi vida especialmente en estos momentos y todas mis intenciones la pongo en tus manos. Madre Buena ayúdanos, ayúdame!!