Skip to content Skip to footer

Madre querida; necesito que me ayudes a saber ver lo que Dios quiere de mí, pues yo no sé ver ni escuchar. Cuando creo haber encontrado felicidad y amistad todo es hipocresía, pero sé que tu estas ahí, a mi lado. Sé que me cuidas y me guías, por eso siempre tengo mi fe y mi esperanza y voy a seguir haciendo lo que creo que es correcto. Gracias Madre, cuida de mi familia.